Podes buscar una palabra en este blog

lunes, 22 de junio de 2015

Nutrir la paz a través del yoga y la meditación


http://www.artofliving.org/wisdom/nurturing-peace-through-meditation?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+whatsrisrisaid+%28Wisdom+from+Sri+Sri%29

Miércoles 29 de abril de 2015
Washington, Distrito de Columbia, Estados Unidos

 (El 29 de abril, la embajada de la India en Washington D.C., organizó en su sede una charla liderada por Sri Sri Ravi Shankar, sobre "Nutrir la paz a través del yoga y la meditación". La charla es parte de la serie de eventos inaugurales del Primer Día Internacional del Yoga, que se celebrará el 21 de junio de este año. Lo que sigue es una transcripción de lo que dijo Sri Sri)

"Alguien puede hablar del amor durante horas, pero un bebé puede comunicarlo sólo con una mirada. O un perro puede saltar a tu alrededor y comunicarte aquello que no puede comunicarse a través de las palabras. El yoga es esta habilidad en la comunicación. Es la habilidad para relacionarse con las personas". Sri Sri.

El tema de la charla del día de hoy, nutrir la paz, es muy amplio. Para entender la paz, ¿debemos entender primero el problema? ¿Por qué queremos paz? ¿Es la paz un estado natural?
Si le preguntas a un niño: "¿Quieres paz o una golosina?” ¡Elegirá una golosina! Aquí veo una foto de Swami Vivekananda y recuerdo una historia sobre él. Una vez, un profesor de Londres le preguntó: "Si encuentras en el piso un libro de Conocimiento y algo de dinero, ¿qué levantarías?" Swami Vivekananda dijo: "Levantaría el dinero". Entonces el profesor se burló de él. Dijo: "Mira, ¡no valoras el Conocimiento, levantas el dinero! Yo hubiese levantado el libro de Conocimiento". Swami Vivekananda dijo: "Señor, sólo tomamos lo que no tenemos".
Para los niños, la paz no tiene ningún valor. ¿Sabes por qué? Porque ellos ya tienen paz. Tienen paz en su corazón. En un instante lloran y al instante siguiente se ríen, son capaces de sonreír. Las lágrimas aún están allí, no se han secado, pero son capaces de sonreír nuevamente. Nosotros como adultos, hemos perdido esa elasticidad. El yoga es traer esa elasticidad a nuestra mente, no sólo a nuestro cuerpo. Desafortunadamente, hoy en día, yoga significa solamente hacer tu cuerpo más elástico. Es considerado sólo como una gimnasia, como una cuestión de salud. ¡No! El fundador del yoga ha dicho que el propósito del yoga es: Heyam dukham anagatam, es decir: " prevenir la tristeza incluso antes de que aparezca". Por supuesto que las dolencias físicas son tristezas. Entonces, si continúas ejercitando podrás prevenir muchas dolencias físicas que podrían hacer que vayas al doctor.
El otro aspecto del yoga es el de llevar la habilidad a la acción. Krishna dijo en el Bhagavad Gita: Yogah Karmasu Kaushalam. Habilidad en la acción y habilidad en la comunicación, es decir, ser capaz de comunicarte desde tu corazón. De corazón a corazón, una conversación de alma a alma. ¿Sabes que nosotros comunicamos más a través de nuestra presencia que a través de nuestras palabras? ¿Has pensado acerca de esto? Estoy seguro de que todos hemos experimentado esto, ¿no? Alguien puede pararse y hablar del amor durante horas, pero un bebé puede comunicar el mismo mensaje con sólo una mirada. O un perro puede saltar a tu alrededor y comunicar aquello que no puede comunicarse a través de las palabras. El yoga es habilidad en la comunicación. Es la habilidad para relacionarse con las personas.
Imagina si Saddam Husain hubiese tenido mejores habilidades para comunicarse con George Bush y viceversa. ¿No hubiese sido el mundo un lugar mejor? Si realmente hubiese comunicado en la manera correcta que no tenía ningún arma de destrucción masiva, el escenario hubiese sido muy diferente. Adonde hemos llegado hoy en día es mucho peor que donde estábamos hace diez años. ¿Están todos de acuerdo conmigo? Podemos tener diferentes opiniones, pero nadie puede negar que las guerras comienzan por falta de comunicación. ¿Estoy en lo correcto? Cualquier guerra, en cualquier lugar del mundo, es señal de falta de comunicación. Cuando las palabras no convencen, probamos con las armas. Cuando las armas no funcionan, tratamos de volver a decir lo que oportunamente no funcionó. Así, seguimos dando vueltas y vueltas en un círculo vicioso. Continuamos en esta montaña rusa que da lugar a más y más conflictos. Y como resultado de todo esto, hoy por hoy hay más tiendas de armas en el mundo, y cada vez hay más miedo y falta de confianza en todo el mundo.
Definitivamente no queremos esta atmósfera para nuestros niños. ¿Están todos de acuerdo conmigo? Hay muchos hombres y mujeres que están de acuerdo conmigo. ¿Quienes quieren darle un entorno y un mundo mejor a nuestros niños, un lugar más seguro para nuestras generaciones venideras?
La manera de lograrlo es uniendo personas, corazones y mentes. Uniendo culturas, religiones y civilizaciones. Uniendo a gente de todas las edades y generaciones. Esto es muy importante. En todo el mundo, hoy vemos que hay una gran brecha generacional. Los padres y los hijos no se  ponen de acuerdo, las madres y las hijas no se comprenden. Hay una gran brecha que ha culminado en una situación donde la gente está deprimida. Si los valores familiares hubiesen permanecido intactos, la depresión no habría sido un gran problema. La Organización Mundial de la Salud ha declarado recientemente que la depresión será uno de los grandes asesinos de la década venidera. El 40% de los europeos son depresivos. ¿Puedes imaginarlo?  Cada persona que conocieras podría estar deprimida
El yoga es la cura para la depresión, no el Prozac. Puedes tomar Prozac y te dará un alivio momentáneo. Pero deja de funcionar a largo plazo. Entonces, aquí de nuevo las palabras de Maharishi Patanjali: Heyam dukham anagatam. Detén la tristeza antes de que golpee a tu puerta ¡Y esto es el yoga, de esto se trata la meditación, y este es exactamente el propósito del pranayama! Ha funcionado, lo hemos visto funcionar en 152 países. Incluso en este país, en casi todas partes, ha ayudado a las personas a volver a la normalidad
En Nueva York, después del 11 de septiembre, comenzamos a enseñar yoga, pranayamas y meditación a los bomberos y policías. Empezamos en un pequeño centro, y hoy el centro es mucho más grande y diariamente numerosas personas se están beneficiando. Tenemos el "Hogar de Bienvenida" para las tropas que han estado combatiendo en la guerra de Irak, Afganistán y Vietnam. Para ellos, cuando les enseñamos esos ejercicios de respiración, meditación y algunos asanas, ¡la vida se vuelve tan diferente! Un gran cambio ocurre en ellos. Mañana a la mañana, iré a dirigirme a algunos de ellos, aquí en el Capitolio, junto con algunos senadores, por supuesto.
Quiero compartir una historia muy significativa. Cuando Etiopía se volvió una república democrática, primero había que enseñarles a las personas lo que era el partido gobernante y el partido opositor, porque eran personas muy inocentes y no lo sabían. La oposición apoyaba al partido gobernante y el partido gobernante se oponía a sí mismo. Desconocían las reglas de la democracia, no tenían idea, y había caos dentro del parlamento.
Pero luego, la embajada de EE.UU. y la británica les enseñaron qué era el partido gobernante y qué era el partido opositor. Tuvieron que educarlos. Pero, cuando los educaron, surgió otro problema. El otro problema fue que los dos partidos llegaron a ser tan contrarios que ni siquiera se podían mirar los unos los otros. Peleaban muchísimo, como perros y gatos. Entonces, la embajada de EE.UU. y la embajada Británica auspiciaron un taller de El Arte de Vivir, con la ayuda de la embajada de la India. La esposa del embajador de la India, la primera dama aquí, es instructora de El Arte de Vivir. Entonces ella y otros instructores se juntaron y les dieron el curso de El Arte de Vivir. Al curso lo llamé El Arte de Vivir porque por aquellos días, hace 35 años, el yoga era tabú.
Cuando hicimos esto hubo una unión en todo el parlamento. También me invitaron a dirigirme al parlamento. Esto dio lugar a un cambio en las personas, un cambio en su interior. Las personas corruptas se volvieron más compasivas y comprometidas con su trabajo. ¿Sabes? la corrupción comienza cuando el sentido de pertenencia termina. Y el yoga es algo que trae esa unión y crea sentido de pertenencia en todas las personas.

1 comentario: